El Gobierno ha reaccionado para evitar que el valor del dólar se disparará luego del derrumbe de la deuda de la cual depende la inflación. El Banco Central de la República Argentina y la Administración Nacional de la Seguridad Social fueron los ejecutores de la estrategia para evitar una disparada del dólar.

El gabinete económico, después de ver que el pasado jueves se fueron más de $ 13 mil millones de fondos CER (Coeficiente Estabilizador de Referencia) y que las liberaciones acumulan más de $ 29.000 millones en tan solo las seis primeras ruedas de junio, decidió que era necesario tomar medidas para resolver este problema.

¿Cuál es la solución planteada?

Como la mayor preocupación es la segunda vuelta de rescates, que se ejecutan luego de un mal rendimiento y suele generar reacción negativa en las tesorerías corporativas, se planteó una estrategia que comienza la compra de bonos CER por la ANSES, durante la mañana y hasta el mediodía, y que después el Fondo de Garantía de Sustentabilidad al Banco Central de una señal al mercado.

Si eres beneficiario de la ANSES, No olvides presentar la libreta de la Asignación Universal por Hijo.

Algunas dificultades

Como no puede ser perfecto, hay que resaltar que muchos de esos pesos pararon al contado con liquidación, que aumentó 4,5% a $ 220 con un volumen negociado elevado de $ 68 millones. Por otro lado, el MEP incrementó 4% a $ 217,50 con un volumen operado de $ 60 millones.

Las declaraciones del gabinete afirman que, aunque se esperaba algo así, no se pronosticó tan pronto y fue necesaria esta medida para frenar el miedo en el mercado. Si no se ejecutaba de esta forma, luego se tendría que emitir mucho más.

Cambio de información

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES no salió a vender los bonos CER para ir a la licitación, como se declaró por quienes si salieron a venderlos, con el fin de evitar que se les culpará.

Se supone que hubiese sido un mal negocio por parte de la ANSES si saliera a vender ahora para recomprar en la licitación. Generalmente, ellos suelen “rollear” la deuda. También, suelen vender cortos e irse largos, en el caso de que la curva de bonos se encuentra desarbitrada, arreglando pasarse unos a otros con el Mecon, para permanecer en la misma posición.

Se cree que algunos bancos desarmaron posiciones, y, por lo tanto, prefirieron reconocer al FGS como chivo expiatorio. Esta sospecha nace luego de que el dólar financiero no subiera de inmediato. Debido a que los bancos pueden pasarse de su posición en dólares, también las empresas, si van al CCL pierden el acceso al MULC.

Hay que tomar en cuenta que la ANSES no va a licis con dinero fresco, acostumbra ir con los bonos que vencen y así renovar. Miembros del Gobierno hacen alusión a un ex funcionario de Macri, como culpable de haber anunciado a los banqueros que se pensaba en reestructurar la curva de pesos, en el caso de que ellos asumieran.

Artículo anteriorNo olvides presentar la libreta de la Asignación Universal por Hijo
Artículo siguienteANSES ha confirmado la fecha del cuarto sorteo del Programa Mi Pieza 2022